Estrés como enemigo de tu lactancia

Estrés como enemigo de tu lactancia

Amamantar es un proceso natural de alimentación de bebé una vez nace.  El cuerpo de Mamá sufre una gran transformación.  La presencia del estrés trae consigo graves consecuencias que pueden perjudicar tu proceso de lactancia.

Emocionalmente podemos trabajar con varios tratamientos holísticos que no necesariamente entran en la farmacología.  Personalmente trabajé con ellos para poder establecer una lactancia materna exitosa y prolongada.

  1. Cuida tus pensamientos desde que despiertas.  Repite palabras de empoderamiento mientras te miras en el espejo.
  2. Utiliza un lápiz labial con tu color favorito.  Está comprobado que sientes felicidad cuando utilizas algo que te encanta como luce en ti.
  3. Nutre tu cuerpo de productos que beneficien tus emociones.  Las cremas y jabones naturales funcionan muy bien para dar masajes en tus manos y liberar los músculos que se vuelven rígidos cuando estás en estrés.
  4. Identifica un aroma que te transporte a un lugar que siempre has soñado.  La mente va a imaginar lo que sea que tu quieras y el cuerpo así mismo lo interpretará.
  5. Baila al ritmo de tu música favorita aún en medio de una congestión vehicular.  Eso provocará un estado de felicidad que contagiará a los demás.

En la manera que trabajes todo aquello que te cause estrés podrás seguir produciendo leche materna, amamantar a libre demanda y  crear tu propio banco.

Para tips y anécdotas como mamá primeriza que se reinventa te invito a visitar Mommy Spa Blog.  Pronto tendremos sesiones de manejo de estrés en un lugar cerca de ti.

 

Un abrazo de Mamá a Mamá,

Sully Román Berríos, MBA

Graduada de NeuroCoaching

sully.roman@gmail.com

787-925-4757

Share