fbpx

Tu niño se sienta así?

Tu niño se sienta así?

Es muy frecuente que los niños se sienten con las piernas hacia afuera, como si formaran una W.  Esta postura, también llamada la «postura del sastre invertida», es bastante habitual entre los más pequeños, especialmente cuando se sientan a jugar ya que les facilita tocar y manipular los juguetes.

Enrique Puchol, jefe de la Unidad de Traumatología y Ortopedia Infantil del Hospital La Fé de Valencia, explica a qué se debe que los niños tengan tendencia a sentarse en esta postura:

«Esta forma de sentarse no está originada por una patología sino por una disposición de las caderas en los niños que es una variante de la normalidad».

Existen muchos motivos y estudios que NO aconsejan esta postura, los principales son las siguientes:




  • Al estar sentado en esta posición el niño apenas desarrolla la musculatura abdominal y de la espalda, músculos fundamentales para adoptar un posición corporal correcta, y en cambio trabaja otros grupos musculares que no deberían realizar esta función.
  • Por la rotación de la cadera, cuando el niño está sentado en esta posición, está ejerciendo mucha presión en la parte interna de las piernas. Pudiendo provocar contracturas a este nivel por la presión ejercida y una alteración de la marcha.
  • Puede verse alterado el desarrollo motor al limitar las rotaciones del tronco, afectando también al equilibrio.
  • Además al adoptar esta posición se produce una rotación excesiva de las rodillas y los tobillos, pudiendo provocar contracturas y dolor muscular.

Si observamos que el niño se sienta a menudo en esta postura, debemos animarle a cambiar de postura y adoptar otra menos perjudicial para su desarrollo muscular y óseo, como por ejemplo sentarse como los “indios”, pero empleando el sentido común y sin alarmismo. Evidentemente no pasa nada por que se siente o se haya sentado dos minutos así, pero si es importante enseñarle a corregir esta postura y sentarnos con él de forma más beneficiosa y explicarle que no es bueno estar sentados en esa posición. De esta forma el niño aprenderá de forma lúdica a estar correctamente sentado mientras juega y así educarle a que adopte una buena posición corporal desde pequeñitos para su correcto desarrollo. Especialmente durante la etapa de crecimiento.




Share

Sin comentarios

Responder