El comienzo de los trastornos de la alimentación

El comienzo de los trastornos de la alimentación

¿Qué es un trastorno de la alimentación?

Los trastornos de la alimentación se producen cuando la relación que una persona tiene con la comida no es normal. Para esa persona, la comida no es una fuente de alimentación y de disfrute, sino que se convierte en una forma de escapar de sus problemas.

Los trastornos de la alimentación se pueden presentar de diferentes formas. Hay personas que dejan de comer, otras que comen en exceso hasta sentirse enfermas y otras que, después de haber comido compulsivamente y en exceso, intentan vomitar. En cualquiera de estos casos, las consecuencias físicas y psicológicas pueden ser muy graves.

Aunque los trastornos de la alimentación no se suelen presentar hasta la adolescencia, es importante reconocer los síntomas de estas enfermedades porque empiezan a desarrollarse antes.

Ayuda a tus hijos a establecer una relación sana con la comida desde ahora

Es muy importante ayudar a tus hijos a crear una relación sana con la comida desde una edad temprana. No utilices los alimentos como método de castigo (como mandar a tu niño a la cama sin cenar si se porta mal), coacción (amenazarlo con dejarlo sin su postre favorito si no obedece) o premio (darle dulces cuando se porta bien) porque esto puede crear asociaciones en su mente que podrían derivar más adelante en un trastorno de la alimentación. No intentes calmar a tu hijo con comida ni castigarlo sin comer si hace algo mal.

Forzar a los niños a comer cuando no tienen hambre tampoco es buena idea. Sirve alimentos saludables a tu hijo, pero deja que se guíe por sus claves internas para saber si tiene hambre o no. Todos nacemos con un ″radar″ interno que nos indica cuándo hemos comido suficiente. Forzar a un niño a comer interfiere con estas señales naturales.

Tampoco clasifiques los alimentos en cosas que ″engordan″ y cosas que ″no engordan″; es preferible enseñar a tus hijos a diferenciar los alimentos saludables de los no saludables. Enfocarse en el peso enviará mensajes a tu hija o hijo sobre su imagen corporal, en lugar de permitir que se concentren en la función real de los alimentos, que es proporcionarles una buena alimentación para mantenerlos sanos y vigorosos.

Comedores compulsivos, bulimia y anorexia: Tres trastornos de la alimentación y sus consecuencias.

Prevenir los trastornos de la alimentación

Los trastornos de la alimentación se definen en general como una relación anormal con la comida, tanto si se trata de comer en exceso como de no comer, o de vomitar después de haber comido. Una forma de evitar qur tu hijo sufra estos trastornos es ayudarle a establecer una relación sana con la comida desde que es pequeño.

Háblale siempre de comer alimentos saludables, o no saludables, pero evita hablar de los alimentos que “engordan” o “no engordan” porque esto puede iniciar una relación no saludable con la comida.

http://espanol.babycenter.com/a13200019/el-comienzo-de-los-trastornos-de-la-alimentaci%C3%B3n#ixzz3EvHiYYrS

Share