El uso de la bola de Pilates durante el embarazo

El uso de la bola de Pilates durante el embarazo

By:  Maria De Lourdes Perez

Bola de pilates o balanceo

1. Primordialmente es conseguir una bola de tamaño apropiado. Es importante que te asegures que va con tu estatura y acomodamiento  para adquirir una buena postura. Estas bolas miden 55 cm, 65 cm, y 75 cm en la caja de la bola te indicará por tu estatura cual es la que mas te conviene(tiende a variar por marca) Lo importante es que cuando te sientas en ella tus rodillas estén lo mas alineadas posibles con tu cadera.

2. Preferible, recomiendo bolas que resistan entre 250 a 300 lbs y que sean “anti explosión” esta debe sentirse firme al tacto, no muy dura (entre mas dura menos estable para hacer los ejercicios)  pero tampoco que puedas pellizcar. Preferiblemente deja la bola inflada por 24 horas antes de usarla para mejor expansión.

3. Si es tu primera vez no hagas los ejercicios sola, si puedes hacerlo con un acompañante que se encuentre detrás de ti o que tengas cerca una silla firme para sostenerte.



4. Siéntate en el centro de la bola,  con una distancia de tus pies de 8  a 12 pulgadas de la bola, mantén tu espalda derecha ligeramente hacia adelante y piernas separadas para adquirir balance.

Ejercicios

Comencemos con ejercicios básicos que te ayudarán a mantener ligera la cadera y preparar la pelvis para el parto.

  1. Balancea la cadera suavemente de lado a lado, ayuda a estirar los ligamentos poco a poco.
  2. Rota tu cadera en círculos , poco a poco aumentas el tamaño del círculo, dejando tu torso derecho. Esto te ayudará a desencajarla y aliviar esos dolores comunes de espalda, sacro, cintura y glúteos. Mejora el dolor de la ciática.
  3. “Bouncing”, siéntate en el centro de la bola y mantén tu postura derecha, ligeramente hacia al frente y si es necesario, colocas tus manos debajo del vientre para sostenerlo. Rebota comenzando suavemente hasta que te sientas cómoda. Este ejercicios es excelente para relajarte y tranquilizar las contracciones.
  4. Descansa en la bola, no solo es cómodo, también te ayudará a estirar levemente tu espalda, logrando un buen estado de relajación.

Lleva la bola al trabajo y al momento del parto (es tu mejor amiga).

Son muchos los diversos ejercicios y estiramientos que se pueden hacer con este tipo de bola para ayudar y favorecer a la mujer en su tiempo de gestación. Además estos ejercicios te ayudarán después del parto en el tiempo de recuperación.

By: Maria de Lourdes
Instructora Perinatal, Doula y Monitriz




Share

Sin comentarios

Responder

Obtenga la primicia semanal de We are Moms en nuestro boletín de noticias. ¡Busque eventos para familias, actividades para niños, recursos para padres, ofertas locales y más!