¿CÓMO ENSEÑARLES A LOS NIÑOS CON COMPORTAMIENTOS ACTIVOS EL AUTOCONTROL?

¿CÓMO ENSEÑARLES A LOS NIÑOS CON COMPORTAMIENTOS ACTIVOS EL AUTOCONTROL?

Por: Dra. Carmen Márquez, sicóloga (infocarmenmp@gmail.com)

Los niños con comportamientos más activos tienen dificultad para manejar sus controles.

Enseñarles a los niños pequeños que en muchas ocasiones sentimos deseos de hacer algo y tenemos que dejarlo para después, porque hay cosas más importantes que hacer primero, es una tarea que requiere mucha paciencia y dedicación, pero que es posible de lograr. Esta destreza demanda el control del impulso de querer hacer eso que desean en un momento dado, en lugar de posponerlo para más tarde. Es recomendable realizar actividades que fomenten la exploración del concepto tiempo y de cómo éste transcurre. Esto seguido de una breve explicación de que el tiempo va pasando sin detenerse y que hay cosas que debemos hacer a ciertas horas, como, por ejemplo; desayunar, almorzar o ir a descansar.

De igual manera, cosas que podrían parecer elementales, como aprender a esperar el turno, escuchar sin interrumpir, ponerse de acuerdo para no hablar todos a la vez y lidiar con no obtener lo que se desea, demandan una alta dosis de autocontrol. En cada uno de estos casos es recomendable recurrir a las técnicas para calmarse y relajarse. Algunas de estas técnicas están basadas en el aprendizaje de la auto-regulación. Los adultos modelamos los tres pasos esenciales para que el niño pueda aprender a auto-manejar su comportamiento. El primer paso seria, modelarle al niñ@ y decirle “calma y atención”; … ¿Qué tengo que hacer? Escuchar. El segundo paso sería; “calma y atención, lo hago con cuidado” y el tercer paso sería; “calma y atención, lo logré, bien por mí”. Para obtener resultados positivos los adultos tenemos que ser consistentes en la repetición de las reglas cada vez que el niño vaya hacer alguna tarea. Los nenes se acostumbrarán y luego él o ella lo hará solo.

Lo ideal es que los adultos podemos transferir el aprendizaje de las técnicas al día a día de los niños y apliquemos en cada instancia que nos sea posible la técnica que mejor pueda ayudarles a calmarse y relajarse. La consistencia en la utilización de las técnicas es vital para el aprendizaje de las mismas. De esta manera el niño irá aprendiendo algunas alternativas que podría poner en práctica en otros momentos, en aquellos que necesite alcanzar un estado de autocontrol que le permita que el aprendizaje fluya y su comportamiento logre un control.

Share